Blog

Categoria: Ser Padres Fecha:17/03/2018

¿Son útiles los límites en la crianza de mi hijo?

Cielo, de 6 años de edad, estaba molesta y haciendo rabietas porque se tenía que quedar sentada en el césped durante 8 minutos en lugar de seguir jugando en la piscina. Aún cuando ella había acordado antes que esto le sucedería si es que corría y empujaba a otras personas en la piscina. Su madre se sentó junto a ella y le dijo: “Sé que es difícil esperar, pero podrás empezar de nuevo en muy poco tiempo, ¿deseas un vaso de agua mientras esperas?, Cielo contestó: “No”, toscamente, pero luego de un momento le preguntó a su madre: ¿Mami, que te parece si mejor me traes una limonada?

 

El ejemplo que acabas de leer es el día a día de los padres; ya que, en muchas ocasiones, sus hijos no están de acuerdo con las decisiones que se puedan tomar; sin embargo, ponerles límites o darles opciones ayuda a que ellos mismos sientan la capacidad de que pueden tomar sus propias decisiones.

Poner limites en ciertos casos es complicado; es por eso que te propongo que utilices consecuencias naturales, consecuencia lógicas.

  • Consecuencias naturales: “Si una persona sale sin paraguas en un día lluvioso, la consecuencia inevitable es que se va a mojar”. Espera y observa que es lo que hace tu hijo si no interfieres.
  • Consecuencias lógicas: “Si no práctica para su práctica de piano, va a obtener resultados negativos”. Esto ayuda que los pequeños aprendan valiosas lecciones de vida y que es válido cometer errores y volver a intentar.

 

Recuerda: Las consecuencias que mejor funcionan son aquellas que usted establece con sus hijos, ya que los niños al formar parte de la solución emplean su sentido común y capacidad de razonamiento. Recuerda que el truco está en enfocarse en un problema a la vez.

“Poner límites es una forma de demostrar nuestro amor por ellos”

Compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *