Blog

Categoria: Cebifam Fecha:01/07/2017

Relajado Aprendo Mejor

RELAJADO APRENDO MEJOR

“…a medida que el niño las practica y aprende él mismo las incorporará como una actividad habitual para afrontar diversas actividades estresantes para él.”

En la actualidad, los niños se enfrentan a desafíos académicos que le resultan difíciles y les demandan un alto nivel rendimiento; las cuales podrían generar sentimientos de enojo, frustración miedo, tristeza, etc. Para que su mente descanse y esté dispuesta al aprendizaje es necesario darle un espacio previo de descanso y relajación.

Durante la infancia y niñez son los padres quienes deben guiar y supervisar las distintas técnicas de relajación. Sin embargo, a medida que el niño las practica y aprende él mismo las incorporará como una actividad habitual para afrontar diversas actividades estresantes para él.

Además, la práctica de actividades de relajación desde la infancia construye un espacio de interacción entre padres e hijo y se afianza el vínculo afectivo como factor de protección a lo largo de toda la vida.

Aquí tres actividades que podrían realizar:

 I. Relajo mis manos y pies

  1. Cerrar con fuerza la mano derecha, y aguantar así contando lentamente hasta 5. Seguido abrir la mano con fuerza contando hasta 5. Repite el ejercicio 3 veces.
  2. Repita el ejercicio con la mano izquierda.
  3. Ahora, intenta cerrar los dedos del pie derecho, contando hasta 5. Seguido se abren los dedos del pie lo más posible, contando hasta 5.
  4. Repita el ejercicio con el pie izquierdo.

 II. Respiración profunda

  1. Acomode al niño echado sobre una superficie cómoda.
  2. Pídale al niño(a) que con los ojos cerrados inhale y exhale profunda y lentamente 3 veces consecutivas.
  3. Segundo, al inhalar que retenga el aire por 5 segundos luego exhale lentamente.
  4. Repita esta actividad por 5 minutos. Acompáñela con una música suave y procure hacerlo después de un baño de agua tibia.

 III. Pintar Mandalas

  1. Prepare un ambiente tranquilo y cómodo para el niño(a).
  2. Facilítale varios mándalas, colores, lápiz, borrador y tajador.
  3. Acompañe con la música preferida del niño(.a
  4. Deje que su mente y creatividad se plasme en el colorear del mándala.
  5. Por último, el niño(a) colocará un título que él decida al mándala
  6. Cuélguelo en un lugar visible para el niño(a) como señal de reconocimiento.

RECUERDA:

“Un espacio de amor y confianza con nuestros hijos permite proveerles de seguridad para afrontar adecuadamente situaciones futuras”.

Sarita Oliden B.
Psicóloga – Coach​
471 4470     986 603 886
Calle Alberto Alexander 2276 Lince
Lima-Perú
Cebifam  – Lidérate Mujer

Compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *