Blog

Categoria: Adolescentes, Cebifam Fecha:20/05/2017

Niños importantes, Adultos sanos

Niños importantes, Adultos sanos

“…Los niños necesitan sentirse importantes y ser reconocidos como personas de valor, ser notados, apreciados y amados; y esto es esencial en todo ser humano, por esto es casi imposible poder vivir el día a día sintiéndonos poco valiosos”.

Desde que un bebe nace requiere de un ambiente familiar estable, un hogar dónde sus padres se muestren previsibles, de manera física y emocional. Como respuesta, tendremos hijos con una buena autoestima y autocontrol, que manejan mejor su entorno y toman las decisiones adecuadas.

Los niños necesitan sentirse importantes y ser reconocidos como personas de valor, ser notados, apreciados y amados; y esto es esencial en todo ser humano, por esto es casi imposible poder vivir el día a día sintiéndonos poco valiosos, y si esto llegará a suceder, esa persona sería poco feliz en la vida, llegándose a comportar de una manera destructiva consigo misma o con los demás.

Muchos estudios se enfocan en determinar cómo se puede satisfacer la necesidad de importancia en la vida de un niño, en el presente artículo quiero compartir la propuesta del autor Jhon M. Drescher en su libro: Las siete necesidades básicas del niño.

Para llegar a esto, se deben tener en cuenta que existen Tres Creencias Equivocadas en los Padres en cuanto la relación padre-hijo; enfatizaremos cada una de ellas a continuación:

  1. La relación padre-hijo debe tener prioridad sobre la relación esposo-esposa, muchas parejas tienden a descuidar su relación a la llegada de un nuevo miembro a la familia, no tomando en cuenta que debe existir una base y unión sólida entre los padres para que esta felicidad se pueda transmitir al niño, generando en él un sentido de importancia.
  2. El niño merece, por derecho, ser el centro de atención, la mayoría de padres suelen pensar que al no entregarle al niño todo lo que desea este puede sentirse poco querido, sin embargo, este pensamiento es solo el miedo que sentimos nosotros mismos como padres de decepcionar a nuestros hijos, llegando a asustarnos en algunas ocasiones. No obstante, está comprobado que al poner al niño como centro de atención, se genera en él poca autonomía, llegando estos a preguntarse “¿Qué puedo tener?”, en vez de “¿Qué puedo dar?”.
  3. El niño debe ser empujado lo más rápido posible a desempeñar papeles más maduros, los padres equívocamente solemos pensar que nuestros hijos, obligatoriamente, deben lograr lo que nosotros no pudimos en su momento, es por esto que los obligamos a cumplir roles y funciones no acordes a su edad maduracional, ayudando a generar en ellos sentimientos de frustración e incompetencia.

¿Cómo formar el sentido de importancia en nuestros hijos?
Se mencionarán a continuación siete pasos para poder crear en nuestros hijos una autoestima óptima y un sentido de pertenencia:

  1. La actitud que tengamos con nosotros mismos, como padres, puede afectar la autoestima de nuestro hijo; es por esto que, si nosotros tenemos un sentido de valor, vamos a transmitirlo a nuestro hijo.
  2. En algunas ocasiones nuestros hijos desean ayudarnos a hacer los quehaceres, a lo que usualmente respondemos con una negativa, sin embargo, estamos quitándole el deseo de ser responsable y esto puede continuar hasta la vida adulta; dicho esto, el niño necesita sentirse importante y satisfecho cuando realiza acciones de ayuda con los demás; y no importa que cometa errores, ya que así aprenderá más rápido.
  3. Debemos incrementar y/o desarrollar el sentido de valor personal en nuestro hijo, esto lo logramos presentándolo a los demás por su nombre, esto puede sonar sencillo, pero en la práctica, pongámonos a pensar cuantas veces lo hemos hecho.
  4. Los padres solemos contestar por nuestros hijos, esta actitud es errónea, ya que le quitamos importancia a sus opiniones y lo que puedan sentir, dejémoslos que se comuniquen si les preguntan algo, que sean auténticos y así podrán desarrollar diferentes habilidades sociales, que les servirán en los diferentes campos de su vida, ya sea en el trabajo, estudios, pareja, etc.
  5. Los niños deben tener el derecho y el privilegio de poder elegir, ya que al tomar decisiones se genera nuestra personalidad como seres humanos. Esto genera que el niño pueda hacerse responsable de las decisiones que toma y las consecuencias que contrae esto.
  6. Si deseamos edificar el sentido de valor personal en nuestros hijos, debemos dedicarles tiempo, escuchando sus intereses, mirándolo a los ojos cuando estemos conversando, etc.
  7. Por último, debemos dejar que nuestros hijos también puedan realizar actividades y/o tomar decisiones importantes, ya que, así, ellos podrán notar que confiamos en ellos y se podrán sentir aceptados y responsables.

RECUERDA:

“Para que tu niño crezca sano y desarrolle una personalidad estable es fundamental que se sienta importante, amado, tomado en cuenta y aceptado incondicionalmente por sus padres.”

Lic. Sarita Oliden Balarezo
Psicóloga Clínica
Directora del Centro de Bienestar Integral para la familia
Facilitadora de Disciplina Positiva

Compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *