Blog

Categoria: Ser Padres Fecha:16/10/2017

La pasividad, ¿es negativa? ¿Como ayudar a mi hijo?

Los niños que mantienen una comunicación pasiva o son pasivos tienden a llevar una vida calmada, normalmente son cariñosos, obedientes y no les gusta meterse en problemas.

Sin embargo, si vemos los indicadores ya mencionados anteriormente en nuestros hijos, estos pueden ser un blanco fácil para el acoso escolar o bullying

Puntos positivos de la pasividad:

  • En cualquier ambiente, son niños que siguen las normas con facilidad.
  • Son niños que están dispuestos a la cooperación.
  • Se entretienen fácilmente.
  • Son considerados y prudentes.

Puntos negativos de la pasividad:

  • Les cuesta trabajo entablar amistades.
  • Necesitan que se les diga que es lo que tienen que hacer.
  • Les cuesta trabajo expresar sus sentimientos y tienden a ocultar lo que realmente piensan y/o sienten.
  • La pasividad física los puede llevar a hábitos poco saludables como por ejemplo; hacer poco ejercicio, comer mucho, pasar mucho tiempo sentado, etc.

¿Cómo ayudar a mi hijo a mantener una actitud asertiva?

  1.  Procurar estar más pendientes de los sentimientos de nuestros hijos.
  2. Tratar de llevarlos a lugares donde pueda mantener contacto permanente con otros niños; como por ejemplo, en el parque.
  3. Debemos animarlos a participar sin forzarlos. Es mejor decirles: ¿quieres jugar?, ahora te toca, etc.
  4. Ayudarles a reconocer y expresar sus sentimientos contándoles nuestras experiencias del día a día.
  5. Ayudarles a entender que para que los demás lo respeten, debe primero respetarse a si mismo

Recuerda: Si tu hijo hace las cosas para ganar tu valoración, nunca crecerá en libertad.

Psic.Jackeline Quispe B.

Compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *