Blog

Categoria: Matrimonios Fecha:16/04/2018

El valor del servicio

“… El servicio nace en la pareja y se transmite a los hijos a través de nuestros actos”.

Doris se encuentra con una amiga y le comenta que está buscando una camiseta de fútbol para su esposo….la amiga sorprendida le dice ” Encima que juego todos los domingos le compras sus cosas, es adulto y debería ver sus asuntos por si mismo” Doris se limita a decir “amo a mi esposo”.

El Servicio: Es una reacción de amor hacia los demás. Hay quienes expresan su amor mediante actos de servicio. Hay quienes se sienten amados cuando son servidos.

La ausencia de expresiones de servicio son muestra de un individualismo y egoísmo. Esto genera barreras en el fluir del amor y fortalecimiento del vínculo de amor en la pareja.

En la familia, somos entrenados para servir. La madre sirve a los hijos con actos de cuidado y atención. Pero el servicio no solo es de padres a hijos. El servicio nace en la pareja y se transmite a los hijos a través de nuestros actos.

¿Cómo cultivar el valor del servicio?.

Por ejemplo:

Si su esposo o esposa llega tarde del trabajo cansado(a) de un día de arduas actividades, descanse previamente para brindarle un delicioso alimento, una buena película o una charla calmada.

Si la pareja tiene cerca a sus padres, organícense para llevarlos a comer, acompañarlos a la cita médica o pasar el fin de semana juntos.

En resumen, cuando el servicio es hecho con una actitud amorosa provoca alegría en el corazón del otro. El Servicio demanda dejar de mirarnos sólo a  nosotros mismos, para estar atentos a las necesidades de nuestros seres amados y ayudarlos.

 

Recuerde:

El servicio como acto de amor en el hogar permite gozar de una familia bendecida con armonía  y bienestar.

 

Compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *